Bolas chinas para embarazadas

Muchas mujeres usan bolas chinas para embarazadas,para hacer ejercicios de Kegel porque aumenta la efectividad de estos. Las bolas chinas son dispositivos que se insertan en la vagina y con la acción de apretar de los ejercicios de Kegel ayuda a mantener las bolas dentro de ti.

De manera similar al uso de pesas cuando estás en el gimnasio para fortalecer los músculos de tus brazos, las bolas chinas fortalecen la musculatura vaginal haciendo que estos músculos estén más tensos.

Las mujeres también usan las bolas chinas en varias etapas de sus vidas y muchas mujeres jóvenes se preguntan si el uso de las bolas chinas es una buena idea cuando están embarazadas.

El embarazo está lleno de muchas preocupaciones, entre ellas la seguridad. Y aunque todas las mujeres embarazadas deben consultar a sus médicos antes de usar las bolas chinas para embarazadas, la mayoría de los estudios han demostrado que es un procedimiento perfectamente seguro durante el embarazo siempre y cuando se haga correctamente.

¿Puedes usar las bolas chinas para embarazadas?

Si está embarazada, debe consultar a su médico antes de realizar los ejercicios de Kegel con bolas chinas para embarazadas, especialmente si estás en tu primer trimestre de embarazo.

Aunque tu médico te dé el OK, se recomienda que sólo utilices las bolas chinas»manuales» y no las electrónicas o con batería.

Una vez que hayas recibido el OK de tu médico, recuerda comenzar lentamente, especialmente si no has practicado los ejercicios de Kegel.

Asegúrate de usar bolas chinas para embarazadas que sean pequeñas y ligeras.  Y empieza haciendo sólo 5 repeticiones al día. Mejor empezar despacio cuando estás embarazada.

¿El resultado final? Una vez que tu médico te dé el visto bueno, puedes seguir adelante y realizar tus ejercicios de Kegel con las bolas chinas para el embarazo siempre que vayas despacio. Puedes trabajar hasta un número determinado de Kegels una vez que estés lista para eso, pero debes empezar lentamente al principio.

Si sientes cualquier tipo de molestia o dolor mientras realizas tus ejercicios de Kegel, para inmediatamente y consulta a tu médico para recibir más instrucciones.

¿Por qué son importantes los ejercicios de Kegel durante el embarazo?

Conoces los beneficios de las bolas chinas?

Al igual que cuando no estás embarazada, los ejercicios de Kegel con bolas chinas para embarazadas sirven para muchos propósitos cuando estás embarazada.

Los músculos del suelo pélvico son los músculos que sostienen ciertos órganos internos, incluyendo el útero, la vejiga y los intestinos.

Cuando estos músculos se debilitan, como suelen hacerlo con la edad o incluso si no estás en forma, pueden causar todo tipo de problemas, desde la incontinencia hasta la incapacidad de alcanzar un orgasmo.

Fortalecer esos músculos puede aliviar o incluso eliminar estos problemas y realizar los ejercicios de Kegel es una de las formas más sencillas de lograrlo.

 

Si fortalece los músculos del suelo pélvico durante el embarazo, al final obtendrá muchos beneficios, entre ellos:

 

  • Es mucho más fácil acomodar el peso de su bebé en crecimiento durante todo el embarazo.
  • Reduce el riesgo de prolapso de órganos, que a veces puede ocurrir durante el embarazo.
  • Le ayuda a tener mejores movimientos de intestino y vejiga, lo que disminuye la probabilidad de tener hemorroides e incluso estreñimiento.
  • En el tercer trimestre, puede relajar los músculos correctos para que el parto sea más fácil, incluso reduciendo la probabilidad de que necesites una episiotomía.
  • Disminuye las posibilidades de sufrir incontinencia urinaria al estornudar, reír o toser.
  • Como puedes ver, fortalecer los músculos del suelo pélvico durante el embarazo es una gran idea por muchas razones, así que cuanto antes empieces, mejor estarás en forma cuando llegue el momento de dar a luz.

 

Cómo hacer los ejercicios de bolas chinas para embarazadas

Uno de los consejos más importantes para empezar cuando estés interesada en realizar los ejercicios de Kegel mientras estás embarazada es asegurarte de que los músculos correctos están localizados antes de seguir adelante.

Después de todo, no querrás hacer los ejercicios de forma incorrecta durante todo el embarazo. Para ello, puede hacer una de dos cosas.

En primer lugar, mientras estás sentada en el inodoro orinando, detenga la micción a mitad de camino. O bien, puede dejar de pasar el viento cuando esté en el proceso de tener gases.

Estas son dos buenas maneras de determinar qué músculos son los correctos; por supuesto, no querrás hacerte el hábito de detener la orina a mitad de camino porque puede causar que la vejiga sea incapaz de vaciarse completamente, lo que puede conducir a infecciones, incluyendo las infecciones de las vías urinarias.

También puedes probar un tercer método que consiste en introducir dos dedos en la vagina y apretarlos juntos. Sin embargo, este método no se recomienda si está experimentando algún tipo de sangrado o si su médico le ha aconsejado no tener relaciones sexuales durante el embarazo.

Una vez que sepa que ha encontrado los músculos correctos, puede comenzar con los ejercicios de Kegel. Para ello, simplemente aprieta los músculos del suelo pélvico con un movimiento de apretar y soltar.

Aprieta los músculos durante 4 o 5 segundos, luego suéltalos y relájalos durante 4 o 5 segundos. Si eres una principiante, de nuevo, empieza con sólo 5 repeticiones a la vez y luego aumenta a partir de ahí.

A veces querrás hacer tres series de 10 ejercicios cada día. Los ejercicios funcionan mejor cuando los realizas todos los días; de hecho, deberías ser capaz de incluirlos rápidamente en tus actividades diarias.

Después de todo, una vez que los músculos del suelo pélvico estén bien y tensos, querrás mantenerlos así y los ejercicios de Kegel regulares son la mejor manera de lograrlo.

Si está interesado en incluir las bolas chinas para embarazadas en su rutina, es una buena idea buscar pesas especiales diseñadas específicamente para mujeres embarazadas.

Las bolas chinas para embarazadas vienen en una variedad de tamaños y pesos y si compras el tipo que está hecho para el embarazo, te asegurarás de obtener un conjunto que es apropiado y seguro. Si no puede encontrarlas, simplemente empieza con bolas chinas más pequeñas y ligeras.

Por último, si no estás segura o tiene más preguntas, consulta siempre a su médico para que puedas estar más tranquila.

 

 

Consejos para las mujeres embarazadas que hacen Kegel

Las bolas chinas en el postparto para recuperar el suelo pélvico

 

Antes de empezar a hacer los ejercicios de Kegel con bolas chinas para embarazadas, hay algunas cosas que debes tener en cuenta si quieres sacarles el máximo provecho. Estos incluyen los siguientes consejos.

Antes de empezar, asegúrate siempre de que tu vejiga esté completamente vacía. Esto hará que los ejercicios sean menos agotadores y más productivos al final.

En caso de que estés interesada en hacer los ejercicios de Kegel con bolas chinas para embarazadas mientras estás orinando en el baño, ¡no lo hagas! Esto puede debilitar los músculos del suelo pélvico e incluso puede provocar varios tipos de infecciones.

Cuando hagas los ejercicios de Kegel, recuerda no apretar ninguno de los músculos circundantes, incluyendo los músculos del abdomen, el estómago y los glúteos. En otras palabras, recuerde trabajar la región pélvica y nada más. Ni siquiera use los músculos de las piernas cuando haga los Kegel.

Si te das cuenta de que ya está goteando cuando estornudas o toses, puedes intentar hacer los ejercicios de Kegel mientras estornudas o toses. De hecho, puede realizar estos ejercicios cuando quieras, incluso cuando estés cenando fuera o comprando en el centro comercial. Es decir, siempre y cuando te sientas cómoda haciéndolos y hayas cogido experiencia.

Al igual que con otros tipos de ejercicios, asegúrate de no exagerar. Esto es especialmente importante cuando estás embarazada. Al igual que el desarrollo de otros músculos, los músculos del suelo pélvico pueden sobreutilizarse e incluso doler, por lo que cuanto más despacio vayas, mejor estarás.

No es difícil seguir estos consejos, pero son importantes. Cuando vas al gimnasio, siempre empiezas por calentar antes de hacer cualquier otra cosa y los ejercicios de Kegel no son diferentes. Cuanto más calienten y estén más preparados, más exitosos serán sus ejercicios de Kegel. Estos consejos son simples pero efectivos y ayudarán a sus Kegels a ser mucho más productivos al final.

Guía para el uso de las bolas chinas para el embarazo

El suelo pélvico contiene músculos, ligamentos y tejidos que se extienden desde la parte trasera de la columna vertebral hasta el hueso púbico. Con el tiempo, pueden debilitarse.

Los músculos débiles del suelo pélvico pueden causar estragos tanto dentro como fuera de la vejiga, así que cuanto antes fortalezca esos músculos, mejor será su vida.

El uso de bolas chinas para embarazadas durante la realización de sus Kegels ayuda a fortalecer esos músculos antes de lo que piensas y es seguro hacerlo en la mayoría de los casos.

Durante la mayor parte del embarazo, el cuello del útero estará cerrado y mientras esté cerrado, es seguro para usted usar bolas chinas. El cuello del útero y el útero evitan que las bolas chinas se «pierdan» en la vagina, así que mientras el cuello del útero no haya empezado a dilatarse, deberías poder usarlas con seguridad.

Una vez que llegue al final del embarazo, debe consultar con su médico y asegurarse de que puedes seguir usando las bolas chinas. ¡Deje que los expertos le aconsejen!

Por supuesto, todavía hay algunas cosas que harán que el uso de las bolas chinas para embarazadas sea aún más seguro y efectivo.

Primero, asegúrate de limpiar las bolas chinas para embarazadas con un jabón suave y agua tibia antes y después de cada uso, porque esto reduce la posibilidad de que se ensucien o se infecten con bacterias.

Segundo, sécalas al aire después de cada lavado y asegúrate de volver a ponerlas en su envase original. La última cosa que debes hacer es colocarlas en tu mesita de noche sin estuche, donde puedan deambular entre tus otros artículos de la mesita de noche y recoger gérmenes y desechos desagradables.

Tercero, aunque la mayoría de las bolas chinas para embarazadas están hechas de un metal muy resistente o incluso de silicona, si alguna vez notas alguna grieta, abolladura o astilla en ellas, es mejor tirarlas y comprar otro juego. Por último, ten en cuenta que estas bolas están hechas sólo para uso vaginal, por lo que no deben ser usadas en el ano en ningún momento.

Add your comment or reply. Your email address will not be published. Required fields are marked *

Aún sin quedar embarazada?

Olvidate de la ansiedad y las largas esperas hasta otro mes más.
Descubre el método que han utilizado cientos de mujeres para conseguir el embarazo de forma rápida y natural.
VISITA MI CURSO DE EMBARAZO NATURAL
Porque seguir esperando?
close-link
Click Me